LA ENCANTADORA DE NIÑOS



miércoles, 26 de marzo de 2014

Un año intenso
Este va a ser, está siendo ya, un año intenso. Eso explica mi escasa afición bloguera de los últimos meses, unos meses llenos; a ratos demasiado llenos; tan llenos que a veces cuesta volver y contar todas las cosas que van pasando. Detalles nimios muestran el paso del tiempo y la intensidad de los cambios

Hay cortinas en casi todas las ventanas de casa
He llegado (soportado) al nivel más alto (6) en spinning. Los estragos del ejercicio en mi contorno son formidables y eso que los contrarresto a menudo con riquísimos donuts de chocolate que no me permitía hace años. 
En febrero México, en abril Chile, en julio Japón, en agosto Polonia....
Escribo y creo que habrá resultados, aunque no tengo nunca suficiente. Me angustio y me ilusiono.
Escucho a Stromae como una posesa
Mi amiga-hermana tiene lejano-novia, pero novia
Conozco a gente increíble y estoy segura de haber equivocado mi profesión
Por fin mi troncomóvil se combina con un smartphone con wasap, al que no me engancho
El verano me traerá una nueva sobrina, que llevará mi nombre
Brotes en los árboles

5 comentarios:

  1. Intenso, sí. Sácale provecho. Sé que lo harás ;)

    ResponderEliminar
  2. Año intenso pero siempre te veo con sonrisas. Eso es genial!

    ResponderEliminar
  3. Brotes de los que ya se ven flores ;)

    ResponderEliminar